Los derechos sexuales y reproductivos son parte de los derechos humanos y su finalidad es que todos y todas las personas puedan vivir libres de discriminación, riesgos, amenazas, y/o violencia sobre su sexualidad.

Toda persona tiene derecho a ser tratada de forma igualitaria a las demás personas, con los mismos beneficios y posibilidades, independientemente de su sexo, orientación sexual, edad, etnia o estado civil.

La salud sexual y reproductiva, se refiere no solo a la ausencia de enfermedades o dolores en el sistema reproductor, sino a un estado emocional equilibrado entre lo social, mental y físico; esto implica la decisión de disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riesgo, con la posibilidad de elegir libremente: con quién, en qué tiempo, en dónde y el decidir si se quiere procrear o no.

Los derechos sexuales y reproductivos los componen dos hilos conductores fundamentales para orientar la condición de estos; las funciones y componentes sexuales, los cuales les brindan a las personas una orientación clara sobre la equidad y formación de estos.

Dentro de los componentes, se encuentran: reconocimiento de la dignidad, valoración de sí mismo, desarrollo del juicio moral, proyecto de vida, libre desarrollo de la personalidad entre otros; quienes van dirigidos hacia la parte del qué y por qué de la sexualidad en cada persona.

En el caso de las funciones de la sexualidad se puede encontrar: la función erótica, afectiva, reproductiva y comunicacional – relacional; aquí se puede encontrar el Desarrollo de los campos sexuales.

Visita www.cafesalud.com.co/derechos-sexuales-y-reproductivos y obtén más información sobre tus derechos sexuales y reproductivos.